Los 8 amigos que nadie quiere en un grupo de WhatsApp











Los grupos de WhatsApp suelen ser útiles y divertidos siempre que estén inactivos o que uno no permanezca en ellos más de 15 minutos. Y esto porque hay 8 tipos de usuarios que, según un informe de la Universidad de Oxford, son “pesados como sopa e chumbo”. Aquí te ayudaremos a identificarlos:


1. El “¿En qué andan?”

Cuando esta persona tiene un rato de ocio y aburrimiento, no se le ocurre mejor idea que mandar un “¿En qué andan?” al grupo de WhatsApp. A partir de este enunciado un poco vago, el emisor da cuenta de sus escasas ambiciones: busca iniciar cualquier tipo de conversación con cualquiera. Una vez formulado el desesperado pedido, el resto de los integrantes del grupo comienza una pelea (nunca explicitada) para ver quién le contesta. 



2. El animador

Es quien le da vida al grupo, actuando como disparador de numerosas charlas e intensos debates. Veamos algunos típicos ejemplos:















 3.   El loco del audio
  
Casi todo lo que esta persona expresa en el grupo, lo hace grabando audios. Al respecto, en su libro “Con esto del Wasá la gente ya no se mira a los ojos. Se están perdiendo los valores”, el psicoanalista Gabriel Rolón realizó una afirmación reveladora:

“Mayormente son atorrantes. Se les cae un huevo de escribir”.

Pero no es esta la única explicación del fenómeno. En la conferencia “No podés hablar dos minutos con alguien que ya agarra el celular”, el sociólogo Rafael Bayce opinó:

“Los locos del audio también se creen oradores importantes. Siempre arrancan diciendo ‘Buen día, ¿cómo andan?’, y luego van hablando con una pomposidad que pareciera se creen Obama dando un discurso en la Casa Blanca. Eso sí, no sé qué es peor. Si los que hacen una única alocución eterna al estilo Chávez, o los que te largan una metralleta de grabaciones de 10 segundos cada una. Yo los mataría a todos”.



4. El dramático

Este personaje se caracteriza por su mal humor, su rapidez para ofenderse y sus constantes escenas melodramáticas. Es muy común que abandone los grupos, despertando entre sus integrantes toda clase de discusiones en cuanto a quién tuvo la culpa. Pero lo peor viene después: cuando se pelean para ver quién lo convence de volver.



5. El fotógrafo feliz

Suele enviar al grupo toda clase de fotos mediante las cuales da a entender que está pasando bien. Sus pies en medias frente a una estufa a leña, un par de bizcochos acompañando un café y el cajón abierto en el que descansa la suegra, son algunos típicos ejemplos. Al igual que con el “¿En qué andan?”, los contactos evitan responderle, mitad porque no les interesa, mitad por envidia: ya porque tienen frío, hambre o a su suegra viva.



6. El loco del emoticón

Este personaje acompaña todo lo que dice con un emoticón que refuerza la idea. Ejemplo:







En los casos extremos, la persona directamente sólo se comunica mediante emoticones. Algunos ejemplos:















7. El “jajaja”

Sus apariciones suelen ser escasas y no se caracterizan por la emisión de oraciones elaboradas, sino más bien por la presencia de un “ja”, un “jaja”, un “jajaja” o un “jajajajajjajajjaj”, en este último caso cuando algo verdaderamente le causa gracia.

Cuando está deprimido se expresa mediante “je”, “jeje”, “jejeje” o “jejejejejjejejjej”. Si es tímido emplea el “ji”, “jiji”, jijiji” o “jijijijijjijijjij”, y si padece algún grado de retardo utiliza el “jo,” “jojo”, “jojojo” o “jojojojojojojojjoj”.

Si bien a veces las risas se condicen con lo expresado anteriormente por otro integrante del grupo, esto no siempre sucede:









8. El viral

Es el primero en compartir en el grupo todo contenido medianamente viral que ande en la vuelta, incluso antes de que se convierta en viral. “Miren esto”, suele escribir al compartir, por ejemplo, el video de un indio que con sus 8 testículos toca “El Himno a la alegría” en el piano.

Es, además, quien compartirá esta nota en tu grupo de WhatsApp.