El presidente que odiaba a los gorriones










En la segunda mitad del siglo XX, un presidente mandó matar a todos los gorriones del país, a los cuales consideraba contra-revolucionarios. Además, se volvió fan del acero y puso a la población a producirlo en hornos caseros. Y, por si esto fuera poco, ordenó que la gente dejase de vivir en casas para hacerlo en grandes comunas rurales.

Ese presidente fue Mao Tse Tung, quien lideró China desde 1949 hasta su muerte en 1976.

En esta columna emitida en el programa Te Digo La Otra, se contextualiza brevemente a Mao y su República Popular, para luego contar tres de sus caprichos más disparatados, que se llevaron consigo la vida de millones de chinos.

Sobre el final, tienen lugar algunas reflexiones sobre el poder sin límites "que bestializa a los hombres".

Escuchá el audio: