Los nazis y el animalismo









Es poco sabido que los nazis promovieron una visión casi mística de defensa a ultranza de la naturaleza, de la cual se desprendieron su ecologismo, vegetarianismo y animalismo radical.

Por razones diferentes, el ecologismo y el vegetarianismo nazis no llegaron muy lejos, pero sí sus posturas animalistas.

Entre 1933 y 1936, el Tercer Reich lanzó una batería de leyes y decretos en los que, entre otras cosas, se limitaba la cacería, se prohibía la vivisección y se condenaba el maltrato animal en cualquiera de sus formas.

Legislando hasta el modo de cocinar una langosta para evitarle a ésta el sufrimiento, o estableciendo escuelas en las que a los perros se les enseñaba a leer y escribir, los nazis humanizaron a los animales llegando a extremos increíbles.

Desde luego, el animalismo no nace en los nazis ni termina con ellos. Y de más está decir que nazismo y animalismo no son sinónimos. Pero resulta interesante el hecho de que un régimen político capaz de despreciar terriblemente la vida humana, haya manifestado tanto amor por los animales.

En la siguiente columna emitida en Te Digo La Otra, Emiliano Tuala aborda el animalismo de los nazis para luego meterse en la causa animalista a los largo de la historia: